‘Suisse Secrets’: dinero de dictadores, criminales y corruptos depositado en el Credit Suisse.

Ayúdanos a difundir nuestra información

Una filtración de 18 mil cuentas bancarias muestran que la institución helvética ayudó a esconder más de 100 mil millones de dólares provenientes de la corrupción y el crimen organizado. 

Periodistas de más de 39 países investigaron el «dinero sucio» depositado en banco Suizo.

Suisse Secrets es una amplia investigación colaborativa entre 47 medios de información del mundo, basada en la explotación de datos 18 mil cuentas bancarias depositadas en el Credit Suisse, uno de los bancos más importantes del mundo. Las cuentas corresponden a operaciones realizadas entre 1940 y hasta 2010, en su mayoría provenientes de países en desarrollo.

Dinero proveniente de la droga, de redes criminales, de fraudes. El seguimiento del dinero sucio depositado en Suiza, permite dibujar un mapamundi de la corrupción internacional.

De acuerdo con las primeras revelaciones, publicadas en Francia por el periódico Le Monde, los fondos de personalidades calificadas de «problemáticas» por los periodistas de investigación suman los 8000 millones de dólares. Los propietarios de estas cuentas son dirigentes o altos políticos de Jordania, Túnez, Egipto, Libia, Venezuela; jefes de servicios secretos que trabajaban por cuenta de la CIA, mafiosos, entre muchos otros,

El escudo utilizado por el Crédit Suisse fue el sacro santo “secreto bancario” helvético, una disposición instaurada al final del siglo XIX, modificada a mediados de los años treinta del siglo pasado, que las autoridades del país aceptaron levantar en 2015, en medio de las secuelas de la mayor crisis económica mundial desde la gran depresión y tras presiones de Washigton.

No es la primera vez que el Crédit Suisse aparece involucrado en el blanqueo del dinero sucio. En los pasados veinte años su nombre está ligado a escándalos en Mozambique, Rusia, Singapur, Venezuela, Bulgaria, Estados Unidos, o el Vaticano, entre muchos otros.

La constante violación de normas le ha costado varios miles de millones de dólares de multas, la mayoría en favor de las autoridades financieras estadounidenses. El Departamento de Justicia y el Senado de Estados Unidos investigan actualmente la denuncia de un alertador (whistleblower), que acusa al banco de haber mentido y mantener cuentas bancarias no declaradas de ciudadanos estadounidenses.

Varios de los peligrosos cuentahabientes del Credit Suisse han sido condenados o se encuentran detenidos por los delitos de corrupción o lavado de dinero. 

Ayúdanos a seguir informando con libertad, transparencia y rigor.

 

Subscribe to our newsletter!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.