El mundo olvidó mirar a Yemen: El país a traviesa una hambruna generalizada y el consecuente incremento de niños en peligro de morir de hambre.

Ayúdanos a difundir nuestra información

La alarmante situación humanitaria en Yemen, devastado por la guerra civil, continúa deteriorándose. Según el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU, 13 millones de yemeníes corren el riesgo de morir de hambre. Las razones: la prolongada guerra civil y la falta de fondos para la ayuda humanitaria.

Solidarios Sin Fronteras es la única ONG española que trabaja sobre el terreno para garantizar que los niños reciban alimentos y educación.

La situación en Yemen:

Yemen carece de casi todo, pero abunda el hambre y la desolación. No tienen electricidad, pero les caen del cielo bombas de racimo. Falta gasolina y gas, pero sobran las balas. En Yemen, la muerte tiene trabajo de sobra. Según un informe de Amnistía Internacional, se calculaba que a finales de 2019, más de 233.000 yemeníes habrán perdido la vida por culpa de los combates o de la crisis humanitaria. Mientras, la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ha documentado más de 20.000 civiles muertos y heridos por los combates desde marzo de 2015. Muertos que nadie llora.

Los invisibles refugiados yemenís.

Los datos que aportan las organizaciones son terroríficos: Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), cuatro millones de personas han sido desplazadas desde que estalló el conflicto. La crisis humanitaria en el país sigue siendo la más grande del mundo, y millones de personas yemeníes siguen viviendo entre las bombas, el hambre y enfermedades.

Yemen, una tierra hostil para los niños.

Eva Rill, Directora de la asociación «Solidarios Sin Fronteras», contó en el programa matinal «un café al frente», que presenta Luis Gonzalo Segura, el drama de los niños yemenís. Sus palabras describen una situación desoladora para la infancia. Su asociación, hace esfuerzos sobrehumanos para poder asistir a los niños que luchan todos los días por tomar un vaso de leche. 

Solidarios Sin Fronteras es la única ONG creada en España trabajando en Yemen, pocas organizaciones y personas se atreven a trabajar en una zona de conflicto donde no hay una cámara de televisión grabando. La Comunidad Internacional permanece impasible ante el dolor de los niños yemenís. Por lo tanto, más valor tiene la obra solidaria de Eva Rill y su equipo de activistas. Su trabajo consiste en proporcionar comida, agua, mantas y productos de higiene a las familias yemeníes, especialmente a las desplazadas de sus hogares por los bombardeos.

También dan alimentación diaria en escuelas con el objetivo de que las familias lleven a sus hijos y garantizar su educación y su protección ante el matrimonio infantil, y ante el reclutamiento como soldados. Una historia que conmovió a todos los espectadores que atentos seguíamos su relato de fraternidad, solidaridad y pundonor.

El conflicto ya ha empujado a 4,9 millones de personas a la desnutrición, y este número aumentará a 9,2 millones en 2030 si la guerra persiste. A veces, la única comida que las familias desplazadas pueden permitirse en un día es té con un poco pan. El estudio prevé que, a finales de 2021, 15,6 millones de yemeníes vivirán en la pobreza extrema, y la cifra aumentará a 22,2 millones en 2030, el 65 % de la población.

Consecuencias de la guerra de Rusia contra Ucrania.

La guerra de Rusia contra Ucrania amenaza con agravar aún más la situación en Yemen. El Programa Mundial de Alimentos de la ONU obtiene el 50 por ciento de su grano de Ucrania. Incluso antes de que comenzara la guerra, los alimentos se habían vuelto tan caros que las raciones tuvieron que reducirse drásticamente. El Banco Mundial también supone que la crisis de hambre volverá a empeorar significativamente. Las incomprensibles guerras siempre destruyen los sueños, las esperanzas y vidas de los más pobres.

Subscribe to our newsletter!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.