Estados Unidos se rinde ante Nicolás Maduro: Una delegación negocia el suministro de petróleo venezolano.

Ayúdanos a difundir nuestra información

El conflicto en Ucrania, lleva a la Administración Biden-Harris a claudicar ante Gobierno Bolivariano de Venezuela.

La necesidad del «oro negro» posibilita que se levanten las sanciones económicas contra Venezuela. Incluyendo las restricciones que pesan sobre contra funcionarios de la administración de Nicolás Maduro.

El Gobierno venezolano cifraba en al menos 30.000 millones de dólares los activos a los que no podían acceder por las restricciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea.

Un nuevo escenario geopolítico se abre para el Gobierno Bolivariano de Nicolás Maduro. La necesidad del petróleo ruso, obliga a la Administración Biden-Harris, a tener que cambiar radicalmente de aliados y establecer nuevas relaciones político-comerciales. La deriva de la guerra en Ucrania, las sanciones impuestas al Gobierno de Vladímir Putin, la respuesta rusa a las sanciones occidentales, etc. Colocan a Nicolas Maduro en una posición de poder y ventaja, que puede suponer el final a sanciones criminales contra el pueblo venezolano.

Las sanciones contra Venezuela denunciadas por Maduro en la ONU.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, intervino de forma remota en el 76 ° período de sesiones de la Asamblea General de la ONU mediante un video pregrabado, en Nueva York, Estados Unidos, el 22 de septiembre de 2021.

Durante su comparecencia ante la Asamblea General de la ONU, mediante un video, el presidente de Venezuela exigió a Estados Unidos y a la Unión Europea que retiren todas las sanciones económicas contra su país, a las que llamó medidas “criminales”. El mandatario también urgió apoyo de la comunidad internacional para el proceso de diálogo con la oposición.

Los líderes de la comunidad internacional han impuesto sanciones financieras contra su Administración en respuesta a lo que consideran un régimen ilegítimo y autoritario y ante las denuncias de abusos a los derechos humanos.

«Ratificamos nuestro pedido, nuestra exigencia de que se levanten todas las sanciones criminales contra la economía venezolana, contra la sociedad venezolana por parte de Estados Unidos y por parte de los gobiernos de la Unión Europea (…) Lo decimos con la razón que nos asiste y lo decimos a nombre de 30 millones de venezolanos y venezolanas” señaló Maduro.

Maduro ante Asamblea General de la ONU

¿Qué sanciones pesan sobre Venezuela?

2015: las primeras sanciones bajo la presidencia de Obama

Durante la presidencia de Barack Obama, EE. UU. aplica las primeras sanciones contra Venezuela. Con el decreto presidencial 13692, el expresidente estadounidense declaró a Venezuela en marzo de 2015 una «amenaza extraordinaria para la seguridad nacional y para la política exterior de EE. UU.” y congeló bienes y cuentas bancarias de siete oficiales y altos funcionarios del gobierno de ese país, a los cuales, además, se les prohibió ingresar a EE. UU. o hacer negocios con ciudadanos estadounidenses.

2016: prolongación de las sanciones

En febrero de 2016, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, pide al gobierno de EE. UU. no prolongar las sanciones vigentes. Pero Obama no accede a ese pedido y las prolonga por un año más. Su argumento: la situación en Venezuela no mejoró en el transcurso del año anterior, sino que continuó la persecución de políticos opositores, las limitaciones a la libertad de prensa, la violencia y la violación de los derechos humanos durante las protestas contra el gobierno. Mientras al final del periodo gubernamental de Obama EE. UU. apuesta por un acercamiento a Cuba, aligerando el embargo, aprieta las clavijas en el caso de Venezuela.

2017: Trump endurece las medidas de castigo

Las medidas contra Venezuela se incrementan con el sucesor de Obama, Donald Trump. En febrero de 2017, Washington promulga sanciones financieras contra el vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, a quien EE. UU. acusa de estar implicado en el tráfico de cocaína. A mitades de ese año, se produce una escalada de sanciones. Uno de los perjudicados por las sanciones es Maduro, al congelarle todos sus bienes y prohibir estrictamente a los ciudadanos estadounidenses negociar con Venezuela. Una semana después se anuncian sanciones adicionales contra otros ocho funcionarios, entre ellos, Adán Chávez, el hermano del fallecido Hugo Chávez.

2017: La Unión Europea también establece sanciones

En noviembre de 2017, también la Unión Europea aplica sanciones a Venezuela, y un año más tarde las prolonga, por lo cual aún están vigentes. Bruselas prohíbe la exportación de armas y equipamiento militar a Venezuela bajo el argumento que «podrían ser utilizados para reprimir a la sociedad civil venezolana». Más tarde se emite una prohibición de ingreso a la UE de 18 personas de círculo de confianza de Maduro, y se les congelan sus bienes. Los afectados serían responsables de violaciones contra los derechos humanos.

2021: El Gobierno de Maduro especialmente perseguido por la Unión Europea

En febrero de 2021, el Consejo de la Unión Europea amplia las sanciones contra Venezuela, centrando la acción contra 19 altos funcionarios, entre jueces, políticos y militares, implicados en el proceso electoral del pasado 6 de diciembre y la «violación de derechos fundamentales» en el país.

Con esta nueva ronda de sanciones, la ‘lista roja’ de la UE pasa de 36 a 55 individuos, entre ellos la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, y Diosdado Cabello, hombre de confianza y número dos de la Administración de Nicolás Maduro.

La decisión afecta también al Consejo Nacional Electoral, empezando por su presidenta, Indira Alfonzo. Perjudica igualmente al Ejército venezolano, incluyendo a líderes como Remigio Ceballos, comandante del máximo órgano de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Congelación de activos y bienes en la Unión Europea

Las restricciones recayeron sobre varios diputados de la Asamblea Nacional, constituida el 5 de enero y «no elegida democráticamente» según la UE, y varios magistrados de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo venezolano por «usurpar los poderes constitucionales de la Asamblea Nacional» y «menoscabar los derechos de la oposición».

Las sanciones implican la prohibición de entrar al territorio comunitario y la congelación de los activos y bienes que tengan en la Unión Europea.

«Los individuos añadidos a la lista son responsables, en particular, de menoscabar los derechos electorales de la oposición y el funcionamiento democrático de la Asamblea Nacional, y por serias violaciones de los derechos humanos y restricciones de libertades fundamentales», argumentaron los ‘Veintisiete’ en un comunicado.

2022: Se abre un nuevo escenario para el Gobierno Bolivariano de Venezuela, con las negociaciones que acaban de iniciarse para el suministro de petróleo venezolano. 

Según la agencia de noticias AP el presidente de Estados Unidos, Joe Biden habría enviado a altos funcionarios estadounidenses en secreto a Venezuela durante el fin de semana en un intento por descongelar las relaciones con el principal aliado de Vladimir Putin en América Latina,y además un importante exportador de petróleo cuyo reingreso a los mercados energéticos estadounidenses podría mitigar las consecuencias en la bomba de un posible embargo petrolero a Rusia.

La administración Biden parece haber cambiado de estrategia de forma repentina sobre Maduro, el mandatario venezolano que que ha sido sancionado por Estados Unidos y que está acusado en Nueva York por cargos de narcotráfico. Según parece los enviados de Estados Unidos podrían estar negociando la compra de petróleo venezolano tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

Ayúdanos a seguir informando con objetividad, rigor, transparencia y honradez.

Subscribe to our newsletter!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.