La Alianza Contra la Corrupción condena la guerra en Ucrania.

Ayúdanos a difundir nuestra información

Jaime Gonzalez, presidente de la asociación de Whistleblowers, presenta en un vídeo los argumentos contra el conflicto en Ucrania. Durante su intervención carga contra la corrupción económica, la manipulación mediática, la injerencia de la OTAN y la política de la Administración Biden-Harris.

En un vídeo de 40 minutos de duración, publicado en el canal de YouTube Alianza Contra la Corrupción, el activista y presidente de la asociación Jaime Gonzalez, analiza las causas del conflicto: Corrupción económica, injerencia de la OTAN, intervención de la Administración Biden-⁠Harris, manipulación mediática y una política europea fallida.

Durante su locución deja claro que su objetivo es «luchar contra la propaganda y manipulaciones mediáticas de los medios de comunicación«. Señala que la posición de su asociación no defiende ninguna facción, al contrario lanza una dura crítica «contra las belicosidades entre los dos bandos. Por un lado, occidente con EE.UU. y Alemania a la cabeza han sido muy intransigentes con la imposición del establecimiento de bases militares en Ucrania. A nadie le gusta que le pongan misiles nucleares apuntándoles en casa del vecino. Además, occidente también impuso en ucrania un dictador que lo que ha hecho ha sido perseguir a la minoría rusa y ser el títere de lo que le han ido dictaminando desde fuera».

Respecto a la invasión es categórico al denunciar que «en el fondo de la guerra, lo que subyace no es la libertad del pueblo ucraniano, si no una guerra económica entre occidente con EE.UU. y la Unión Europea a la cabeza, y de otro lado Rusia, China y los países de su orbita. Esta en juego el predominio económico mundial. Esta hegemonía ha sido hasta la fecha, desde el fin de la 2 guerra mundial, de los EE.UU. gracias a los acuerdos de Bretton Woods que establecían que el dólar seria la moneda de referencia para los intercambios en el mundo

Sobre la deriva del conflicto también es rotundo «al resto del mundo lo que le convendría es que no hubiera ningún sistema que fuera el ganador. Si hay un ganador o ganadores, eso traerá una tiranía brutal de unos cuantos contra los demás, que es el gran porcentaje de la humanidad«.

Subscribe to our newsletter!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.