Poder, dinero y prostitución de menores: El caso de Eustasio López González, presidente del Grupo LOPESAN. Pasó de recibir a Felipe VI en FITUR 2015 a tener un pie en prisión.

Ayúdanos a difundir nuestra información

Eustasio López González, es una de las principales fortunas de España. El año pasado ocupó la posición 56, según la lista elaborada por el diario el Mundo.

La mayor fortuna de Canarias, cifrada en unos 600 millones de euros, acaba de ser procesado por su presunta participación en una trama de prostitución de menores, conocida como el caso «18 lovas».

Menores tuteladas por el Gobierno de Canarias fueron explotadas sexualmente por una élite empresarial corrupta.

Eustasio López, es un hombre con un reconocido prestigio y reconocimiento social. Dirigir un imperio hotelero en España, le permitió construir un currículum impresionante, lleno de distinciones y méritos: Medalla al Mérito Turístico, concedida por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de España (2009), Medalla de Oro de la Cruz Roja (2010), Hijo Predilecto de Gran Canaria, concedida por el Cabildo de Gran Canaria (2011),Medalla de la Excelencia Turística, concedida por el Gobierno de Canarias (2011), Cruz con Distintivo Blanco de la Orden del Mérito de la Guardia Civil (2011), Cruz del Mérito Militar con Distintivo Blanco de los Ejércitos de Tierra y Aire (2015), Medalla de Oro de Canarias, concedida por el Gobierno de Canarias (2015) y Reconocimiento como Mecenas de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (2015). 

El empresario hotelero canario, alcanzó su mayor momento de gloría en enero del año 2015, cuando el rey Felipe VI, acudió a saludarlo al stand de LOPESAN en FITUR. Un encuentro que fue narrado por José Ramón Rivero, para el medio digital el «preferente.com». El titular es revelador: Los Reyes Felipe y Letizia se fueron directos al stand de Lopesan en Fitur… A continuación expone: En los círculos políticos y mediáticos de Canarias y Baleares se organizó cierto revuelo a última hora de la mañana del día de la inauguración de Fitur, una vez que los Reyes pasaron de largo por los stands de Baleares y Canarias y se fueron directos al expositor de la cadena Lopesan.  José Ramón Rivero, sigue con su narración mostrando una fotografía del encuentro entre el Rey y Eustasio López.

Encuentro en FITUR del Rey Felipe VI y el presidente de LOPESAN, procesado por su participación en el caso «18 lovas».

El origen del «caso 18 lovas».

El descubrimiento fortuito del diario de su hija mientras le limpiaba la habitación fue lo que llevó a la madre de la denominada víctima 1 a presentar una denuncia que acabó destapando el escándalo de prostitución de menores de la agencia 18 Lovas, la operación Vara según su denominación policial en clave.

«Querido diario, voy a empezar a hacer de scort por 100 ó 200 euros por cliente, con el tío Yino. Es un poquito asquerosito, pero es dinero. Me da regalos, ropa, etcétera, querido diario». Este texto nauseabundo, se encontraba en el diario de una de las víctimas de Agustín Alemán -conocido como Yino y propietario de la agencia de modelos ’18 Lovas’– en la trama de prostitución de menores destapada en Gran Canaria, fue el detonante para que, en mayo de 2016, la denuncia de la madre de una niña de 17 años y vecina de Las Palmas de Gran Canaria pusiese sobre aviso a la Policía Nacional. Todo un entramado de fiestas en las que presuntamente había encuentros sexuales con menores de edad y que ha acabado con la detención de Yino y otras cinco personas. Algunas de las menores estaban en centros bajo la tutela del Gobierno de Canarias.

Un embarazo no deseado el origen de las pesquisas.

El embarazo de una menor destapó la caja de los truenos. El supuesto padre era un conocido empresario turístico de Gran Canaria, cuya mujer solicitó el divorcio exprés nada más enterarse, en un juzgado de Maspalomas.

Pero un juez, Rafael Passaro, titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Las Palmas de Gran Canaria, decidió iniciar un sumario y la Policía descubrió que la menor habría participado en una fiesta donde ella y otras menores, al menos diez, mantenían relaciones sexuales con empresarios. Todas pertenecerían a una supuesta agencia de azafatas llamada «18 Lovas» y su edad rozarían los 15-17 años.

La tensión generada por el embarazo de la menor provocó que el primer empresario detenido hablara por teléfono dando todo tipo de detalles de cómo se gestionaban las fiestas, el tipo de servicio que había contratado, o personas que conocían la participación de las chicas (menores entre 15-17 años).

Una historia escabrosa: Fiestas en las que se practicaba sexo con menores en situación de vulnerabilidad extrema, demandas de divorcio, violencia doméstica, retención ilegal, violación reiterada, amenazas de muerte y un embarazo no deseado… La trama de las ’18 Lovas’, da para escribir un sórdido guión de película.

El millonario hotelero Eustasio López, investigado

Durante la instrucción del denominado caso 18 Lovas por parte del Juzgado de Instrucción número 2 de Las Palmas, varios conocidos e influyentes empresarios y hoteleros de la zona fueron llamados a declarar como investigados.

Entre ellos, destacó por su notoriedad el empresario Eustasio López González, magnate hotelero de Gran Canaria, dueño de la empresa Lopesan, de 68 años. Se le acusaba presuntamente de haber coparticipado en un delito de prostitución de menores, puesto que entre las diez víctimas se encontraban cuatro menores de edad tuteladas por los servicios sociales canarios.

El propietario de Lopesan no respondió a las preguntas del juez Rafael Passaro, ni de la fiscal Inés Herreros, se limitó a responder a las preguntas de su abogado, José María Palomino, ya que entonces desconocía el contenido completo de ese sumario. Luego emitió un comunicado explicando que había dado «cumplida y amplia explicación sobre su intervención» en los hechos. El letrado Palomino argumentó que no había tenido acceso a «una parte de la documentación del procedimiento».

 

«¿Te acuerdas de aquella que se quedó preñá, porque te corriste dentro y todo?«

Puede leerse en las comunicaciones intervenidas, que el 27 de agosto de 2016, uno de los clientes de la trama, Domingo Hernández Tarajano, llama  al número de Gino y le pide «contactar con una de las chicas con las que ya había tenido una cita en otras ocasiones”.

   «¿Tú no tenías el teléfono, te acuerdas de aquella, una de Las Palmas, que era una (un nombre de pila), una guapita, rubia, y la otra, más, que bajó conmigo a Arinaga (…), una que bajaste que tenía diecisiete, dieciocho años, gordita ella, que estaba en un centro de acogida?». Yino le replica que no se acuerda. Domingo insiste: «Una rubia con tetillas», y Yino parece caer: «Ya, te paso el número por WhatsApp».

      Unos 40 minutos después,  Gino le habla de otra chica, de la que dice que cree que Domingo ya la conocía: «Una, sí, que estuvo contigo en el piso de Carrizal, la que dijo  que creía  que se había quedado preñá [sic], porque te habías corrido dentro y todo, y no sé qué, ¿te acuerdas?». Domingo responde, «¡Ah, sí, sí, sí!», y Gino sigue: «Esa es una. La que te mandé. Morenita es. Ella tiene dieciocho y después te mandé a una amiga de ella, que se fue del Centro y que estaba con el novio (…)».

      Domingo Hernández responde: «Ah, esa, yo creo… ¿y la que… la que me mandaste la otra que me… corrí dentro, esa sí… ¿no fue la que estuve con ella en Arinaga?». Gino le reconduce: «No, esa es de, la de Arinaga, una que se fue pa’ Lanzarote, la rubita. Y la otra… se  quedó embarazada».

El procesamiento contra Eustasio López González.

Pero los indicios de criminalidad son tan sólidos que, el titular del juzgado de instrucción número dos de las Palmas de Gran Canaria, Rafael Passaro, ha procesado al empresario Eustasio Antonio López González por dos delitos de «prostitución de menor de edad». 

El auto sostiene que todos los procesados se aprovecharon de las menores “prevaliéndose de su situación de vulnerabilidad, tanto de su minoría de edad como por la situación de falta de solidez familiar”, y asevera que actuaron “con conocimiento de que eran menores o al menos con indiferencia ante esa posibilidad”.  

Pero los abogados del magnate hotelero recurrieron el procesamiento de Eustasio López, alegando que el empresario «tenía la absoluta convicción de que estaba en presencia de personas adultas mayores de edad».

La representación legal del empresario Eustasio López (Lopesan), con el abogado penalista José María Palomino al frente, ha recurrido en reforma ante el Juzgado de Instrucción número 2 de la capital grancanaria -y subsidiariamente en apelación ante la Audiencia Provincial- el auto con fecha del pasado 30 de noviembre que acordó el procesamiento del citado empresario y otras cinco personas.

El citado juzgado incluyó a Eustasio López entre los seis implicados en el caso, junto con Agustín Alemán Barreto, alias Yino (el presunto cabecilla de la trama), Eugenio Hernández de León, Antonio Dascenzo, Domingo Hernández Tarajano y Emilio Cabrera Caballero. El juez fijó fianzas que sumaban en total 1.263.900 euros. La investigación se centra en una red que presuntamente captaba a chicas menores de edad desde 2015 y, al menos, hasta la segunda mitad de 2016 a través de 18 Lovas, una agencia de azafatas, gogós o animadoras «con eventos en toda España», tras la que supuestamente se escondía un negocio de prostitución de menores, según el auto de procesamiento.

Ayúdanos a seguir informado de una forma libre, transparente y honesta.

 

Subscribe to our newsletter!

Un comentario en «Poder, dinero y prostitución de menores: El caso de Eustasio López González, presidente del Grupo LOPESAN. Pasó de recibir a Felipe VI en FITUR 2015 a tener un pie en prisión.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.