La Corona británica, salpicada por la corrupción de menores. La reina Isabel II, protege al príncipe Andrés, un «delincuente sexual» reincidente.

Ayúdanos a difundir nuestra información

Un acuerdo económico «ignominioso» garantiza la impunidad del noveno en la línea de sucesión al trono británico.

Isabel II, paga 2,4 millones de euros del acuerdo entre el príncipe Andrés y Virginia Giuffre. Un pacto vergonzoso que ofende a todas las víctimas de abusos sexuales.

Virginia Giuffre acusó al duque de York de haberla agredido sexualmente en tres ocasiones cuando ella tenía 17 años.

El príncipe Andrés, uno de los hijos de la reina Isabel II, llegó a un acuerdo en la demanda civil por agresión sexual presentada en su contra en Estados Unidos, según muestran documentos judiciales.

Una carta presentada ante un tribunal de distrito de EE.UU. este martes dice que el Duque y Giuffre llegaron a un acuerdo extrajudicial. Los representantes del duque señalaron que no tenía comentarios más allá de la declaración hecha en el tribunal.

Bajo los términos acordados, de los que no se revelaron detalles, el príncipe hará una «donación sustancial a la organización benéfica de la señora Giuffre».

Además, el documento indica que el duque «nunca tuvo la intención de difamar la reputación de la señora Giuffre» y que reconoció que ella tuvo que sufrir tanto como «víctima de abuso» como por los «ataques públicos injustos» en su contra.

El príncipe Andrés de Inglaterra y Virginia Giuffre

La reina Isabel II, paga 2,4 millones de euros, como parte de un acuerdo económico «ignominioso».

Según ha desvelado la prensa británica, será ella quien ayude a pagar los más de 14 millones de euros que deben entregar a Virginia Giuffre, tal y como se detalla en el acuerdo extrajudicial que han alcanzado.

El dinero se ingresó en la cuenta de la organización benéfica creada por Virginia Giuffre, denominada «Victims Refuse Silence», creada para apoyar a las víctimas de violencia sexual. Parte de esa cantidad, según detalla ahora el Daily Mailya ha sido entregada personalmente por la Reina. De acuerdo con el periódico británico, la cifra es de 2,4 millones de euros.

Según la prensa británica, la reina Isabel II, accedió a ayudar al duque de York, siempre que el pago no se hiciera de forma directa a Virginia Giuffre. «No se le podía ver haciendo un pago a una víctima de agresión sexual, que acusó a su hijo de ser un abusador. Pero se llegó a un acuerdo de tal manera que se dispusiera una contribución financiera considerable a través de una donación caritativa», explicó una fuente al periódico Mirror. El objetivo es que Andrés pueda poner punto final a la parte más repugnante y oscura de su vida y silenciar el escandalo vinculado al pederasta Jeffrey Epstein.

Los príncipes Andrés y Carlos, descendientes de la reina Isabel II, y herederos al trono británico.

El caso Epstein

Virginia Giuffre sostiene que fue víctima de tráfico sexual y abuso desde los 16 años por parte de una red de trata creada por el financiero Epstein.

Sostiene que, como parte del abuso, fue llevada ante hombres poderosos, incluido el príncipe Andrés, quien es el tercer hijo de la Reina y el noveno en la línea de sucesión al trono británico.

En particular el duque, de 61 años, fue acusado por Giuffre de agredirla sexualmente en tres ocasiones: en la casa de Ghislaine Maxwell en Londres, en la mansión de Epstein en Nueva York y en la isla privada de Epstein en las Islas Vírgenes de EE.UU.

Un acuerdo millonario que sirve para blanquear la inmoralidad del príncipe Andrés. De está forma, un delincuente sexual perteneciente a la realeza, conservara todos sus honores y títulos.

Fuentes del Palacio de Buckingham y del Ministerio de Defensa han asegurado que no tenían planes de revisar los honores que todavía mantiene el príncipe Andrés, después de que el pasado 13 de enero la Isabel II lo despojara de todos sus títulos militares, debido a sus problemas judiciales. «Con la aprobación y el acuerdo de la Reina, las afiliaciones militares y los patrocinios reales del duque de York han sido devueltos a la Reina. Por lo tanto, un delincuente sexual reincidente, mantendrá el ducado de York y su rango de servicio de vicealmirante. Además, permanecerá como Consejero de Estado de la Reina.

Ayúdanos para seguir informando de una forma libre, valiente y honesta.

 

Subscribe to our newsletter!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.