La Alianza Contra la Corrupción: «las alegaciones al presupuesto de Ermua, son una muestra de la participación civil en la vida pública».

Ayúdanos a difundir nuestra información

La Alianza Contra la Corrupción, presenta en un vídeo la respuesta a Juan Carlos Abascal, Alcalde de Ermua, que cuestionaba en una entrevista para el correo de Gipuzkoa, que las alegaciones presentadas «no tienen fundamento jurídico y versan sobre cuestiones subsanables, que, en realidad, paralizarían cualquier presupuesto de cualquier ayuntamiento de Euskadi y España, con el inconveniente que ello supone para los vecinos y vecinas de Ermua y sus colectivos».

Al respecto, el presidente de la asociación Jaime Gonzalez, alega que:  «Nosotros no estamos aquí para echar a nadie, ni para decir quién tiene que ser alcalde de Ermua. Eso lo tienen que decidir los Ermuarras; además, yo no tengo el poder para quitar ni poner alcaldes y, aunque lo tuviera no debería ejercerlo, pues no sería ético». 

Es claro sobre las circunstancias que condicionaron a la asociación, para presentar las alegaciones a los presupuestos de Ermua en el último día del plazo, señala que no fue una cuestión de mala fe, sino de índole organizativa: «aceptamos poner las alegaciones cuando nos hablaron nuestros socios de Ermua, pero mientras tomamos la decisión; estudiamos los que nos mandan; estudiamos el contenido de los presupuestos;  entonces decidimos presentarlas coincidiendo con el último día de plazo. Pero vamos, que el plazo está hecho para eso, si son 15 días de plazo no puede haber entonces mala fe, para eso está hecho el plazo, es que es increíble que un ayuntamiento se queje de eso».

Jaime Gonzalez, se muestra categórico con la buena fe de los actos de la asociación que preside y defiende el anonimato de sus socios para actuar amparados por sus siglas: «Dice el Alcalde de Ermua, que tenemos mala fe, luego dice que la gente de Ermua, que no da la cara y van con perfiles falsos, asegura que no va a pasar nada porque den la cara, que es que si no das la cara es porque son cobardes, porque tienes mala fe, porque es gente deshonesta, nuestros socios simplemente no dan la cara por temor a que se tomen contra ellos represalias».

Su objetivo de ayudar a sus socios en Ermua, fue evitar que sufrieran cualquier tipo de represalias: La mayoría de la gente que sufre los actos de los equipos de gobierno municipales se callan y se someten, entonces, la gente que viene crítica que viene con ganas de guerra normalmente son una minoría y cuándo vienes por algo de verdad, tienen que ser verdad, porque sino no se quejarían porque no es fácil luchar contra los poderes públicos».

Sin duda, la asociación de denunciantes de corrupción es contundente respecto a los motivos que le impulsan a exigir a las Administraciones públicas integridad, decencia y transparencia. Presentar alegaciones a un presupuesto de una Administración local, son una muestra de la participación civil en la vida pública.

El vídeo de la asociación explicando lo ocurrido con la presentación de las alegaciones.

 

Subscribe to our newsletter!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.