La odisea que viven los extranjeros para alquilar una vivienda en España: «Lo siento, la dueña no quiere estudiantes o extranjeros»

Ayúdanos a difundir nuestra información

Tanto particulares como agencias inmobiliarias rechazan a posibles inquilinos, no por motivos de posición económica, sino por su origen y condición migratoria.

Los extranjeros que recién llegan a España y buscan un techo para establecerse, se encuentran con la terrible situación que se encuentran expulsados del mercado del alquiler por su condición migratoria y raza. Y es que es una dolorosa injusticia, pero muchos propietarios e intermediarios prefieren tener la vivienda cerrada, antes que alquilarla a un extranjero, aunque acredite medios económicos y una temporalidad por razón de estudio o trabajo.

Un estudiante mexicano, que buscaba una vivienda de alquiler en Sevilla, llamó a una agencia inmobiliaria para interesarse por un piso que había visto anunciado en la calle, pero al conocer su origen el interlocutor le respondió : «Lo siento, pero la propietaria no quiere extranjeros». Acto seguido, preguntó por otras viviendas disponibles por la zona que pudiera visitar, pero le respondieron que no tenían otras viviendas.

La situación a la que sufrió Rubén, estudiante universitario de la UNAM, no es un caso aislado, este es solo un ejemplo de las situaciones de racismo y discriminación que sufren muchos estudiantes extranjeros en nuestro país cuando tratan de acceder a una vivienda. Se trata de una obscena discriminación inmobiliaria que practican particulares y agencias, que incluso acreditando medios económicos suficientes, descartan a la persona por su origen.

Uno de los estudios realizados para conocer la discriminación inmobiliaria fue elaborado por SOS racismo, empleando la técnica del testing. La asociación realizó 462 llamadas a 250 inmobiliarias de siete comunidades autónomas y pruebas presenciales en 20 agencias de cuatro ciudades: Donostia, Gasteiz, Madrid y Barcelona. Los resultados fueron escandalosos, al 69,8% que simularon ser extranjeros se les negó que existiesen pisos para ofrecerles.

Roberto Macías, colaborador de Roomie Service, empresa de servicios para estudiantes extranjeros, conoce bien las dificultades que viven las personas por su origen. «desafortunamente, el sector inmobiliario, sigue mostrando el lado oscuro de una sociedad, que sigue cerrando las puertas a personas por condición migratoria y origen». Desde su experiencia como profesional del sector inmobiliario, manifiesta: «quedan muchos prejuicios que superar como sociedad, para facilitar el acceso a la vivienda a personas extranjeras que pueden pagar, que tienen medios económicos acreditados, pero se encuentran con la cerrazón de propietarios y agencias inmobiliarias».

Alonso Magaña, asesor en Roomie Service, explica que uno de los servicios que brindan es la búsqueda de alquiler de forma personalizada. «Nosotros nos encargamos de contactar con propietarios con objeto de convencerles y persuadirles que los estudiantes y personas extranjeras son un cliente más, que contrario a lo que puede decirse de ellas, son responsables en los pagos, tienen poder adquisitivo y solvencia económica y moral, para disfrutar de una vivienda». 

Datos de contacto:

info@roomieservice.com

+34664661387

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.