Ser migrante y víctima de violencia machista en España es estar doblemente desprotegida.

Ayúdanos a difundir nuestra información

Griselda Herrera, es activista y defensora de los Derechos Humanos en España. Por su oficina en la Puerta de Sol, pasan muchas mujeres mexicanas y centroamericanas para recibir atención y asesoramiento jurídico. Su oficina, siempre está abierta para atender a las mujeres inmigrantes que generalmente son ignoradas por las autoridades que deberían atenderlas, asistirlas y defenderlas. Considera que las mujeres inmigrantes «reciben menos protección, son peor atendidas por las instituciones y prácticamente no obtienen ningún tipo de ayuda económica». enfatiza la activista.

En los últimos meses, ha detectado un notable incremento en el caso de abusos y violaciones a mujeres inmigrantes. Es consciente que es un colectivo que presenta ciertas particularidades: «La situación administrativa algunas veces irregular, la precariedad que enfrentan, el miedo interiorizado a denunciar  y el desarraigo social, son factores negativos que hacen que muchos delitos no vean la luz», destaca Griselda Herrera.

Es tan severo el ‘vía crucis’ que sufren las mujeres inmigrantes: Violencia psíquica, física, sexual. Que ha preparado un protocolo basado desde su experiencia diaria con víctimas con objeto de dotarlas de mejor información y recursos.

Protocolo en caso de agresión sexual

Este sencillo protocolo tiene como objeto orientar a las víctimas, de las funciones y la responsabilidad que tienen las autoridades ante el conocimiento de estos casos, y la forma en que tienen que implicarse en la recepción de las denuncias, el tratamiento, y la investigación de las víctimas de agresiones sexuales en España.

No importa tu estatus migratorio, si eres estudiante, si eres turista,  si eres peticionaria de asilo, si estas en situación migratoria irregular, tienes los mismos derechos que las mujeres españolas conforme al principio universal de igualdad.

Lo grave de estos delitos y las secuelas que suelen dejar en las víctimas, parecen argumentos suficientes para que tanto los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, competentes en su investigación, como el personal médico forense (sin cuya intervención las pruebas que puedan dejar estos hechos carecerían de valor probatorio), realicen un esfuerzo tendente a una actuación coordinada.

Esa prestación integral de las autoridades, de manera inmediata ayudara a evitar la impunidad, si bien la especialización de los delincuentes parece no tener límites, la ciencia y la tecnología tienen herramientas para su busca y lograr esclarecer la verdad, a veces por la vulnerabilidad de las mujeres extranjeras podemos parecerles victimas perfectas porque por razones como la situación migratoria, no se denuncia, pero debemos revertir esa tendencia, e incluso en casos de sumisión química con drogas buscar que se analice todo el contexto y se busquen evidencias, para determinar el uso o no de sustancias que hubieran podido anular de manera total o parcial la libertad y voluntad de la víctima, e incluso la razón.

INFORMA: Llamar al 112, que contactarán con las FYCSE, que a su vez contactarán con el Juzgado de Guardia y con Medicina Forense. Indicar el centro desde el que se llama, la edad de la mujer y el lugar en el que se ha cometido la agresión. Forense contactará con el médico/a y acordarán a qué Hospital derivar a la mujer.

EXAMEN MEDICO: Una vez que has denunciado, te harán acudir al médico, y vigila que las pruebas se te realicen inmediatamente, en caso de sumisión química pide análisis de sangre. El personal médico forense se encargara de la recogida de las muestras que permitan constatar la agresión, y facilitar la identificación, detención y en su caso el enjuiciamiento de los posibles responsables, es la vía más adecuada para atender el problema de una forma integral y garantizar la “cadena de custodia”

DOCUMENTA: En un escrito describe los hechos, de manera cronológica, recordando, fechas, datos, características de los agresores, el lugar y quienes estaban.

DENUNCIA: Acude ante la policía de preferencia lleva por escrito los hechos, no dejes que la policía te haga desistir, o te confronten con las frases siguientes: “es tu novio” “ibas borracha” “como estabas vestida”, esas tácticas que no son de buenas prácticas pueden ser  para analizar si decides seguir, aunque no es función de ellos juzgar, y deben de limitarse a redactar los hechos que denuncias.

Recuerda que los policías son funcionarios públicos y que sus conductas u omisiones son materia de procedimiento.

PROTECCION CONSULAR: Si eres estudiante, o estas de turista es obligación de tu Consulado darte la protección consular.

JUZGADO DE GUARDIA; Si adviertes que la policía no te cree, desvía la atención, escribe cosas que no has manifestado, ve con tu escrito al Juzgado de Guardia y ahí presenta tus escritos de denuncia con las evidencias y si tienes testigos que ratifiquen por escrito sus testimonios. Pide acompañamiento de amigos o familiares o de alguna ONG de género y DH.

DATOS y derecho a la intimidad: Si los agresores han grabado videos, y te amenazan con difundirlos para que no denuncies ahí es donde se están cometiendo otros delitos. Escribe de manera urgente a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

AGENCIA ESPAÑOLA DE PROTECCION DE DATOS: La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha establecido junto al Gobierno una serie de protocolos para facilitar este trámite en el caso de que hayas encontrado vídeos o fotos tuyas de estas características y las páginas que las alojan se nieguen a eliminarlas.

Se trata de un procedimiento bastante sencillo y básico, pero como hay algunas cosas que tienes que tener en cuenta antes incluso de rellenarlo, vamos a guiarte paso a paso por él para que no quede ninguna duda.

  1. De manera URGENTE…Solicita en la AEPD la retirada de fotos y vídeos íntimos. El primer paso recomendado por la AEPD es comunicarte con la página donde aparecen las fotos o vídeos que quieres que se retiren, tanto las webs donde puedan haberse subido como en los buscadores que las indexan. Hay enlaces específicos para estas solicitudes en casi todos los portales populares, como Bing, Blogger, DailyMotion, Facebook, Flickr, Google, Instagram, Snapchat, Tumblr, Twitter, WordPress o YouTube, y si es otro servicio busca siempre los enlaces de contactos.
  2. Si tras la solicitud de retirada de las imágenes no has conseguido resultado, entonces ya puedes recurrir al procedimiento de la Sede electrónica de la Agencia Española de Protección de Datos. Entra en esta página web para entrar directamente al portal donde iniciar el procedimiento, donde tienes que elegir entre la opción Con Certificado o Soporte en papel dependiendo de si quieres hacerla online u obtener un papel para presentar la reclamación de forma física.
  3. Si eliges la opción Soporte en papel, irás a una página explicatoria donde sólo tienes que pulsar en el botón Acceso al trámite. Dentro, tendrás que rellenar un formulario digital y pulsar el botón Firmar y Enviar. Obtendrás un documento de solicitud, el cuál tendrás que llevar físicamente a la Agencia Española de Protección de Datos, que está en la Calle Jorge Juan nº6, 28001 Madrid o enviarla por los medios establecidos por la ley.
  4. Pero lo más fácil es pulsar en el botón Con Certificado para utilizar el certificado digital o la clave PIN o el certificado digital. Irás a una página explicatoria donde sólo tienes que pulsar en el botón Acceso al trámite, y empezar rellenando la primera página del trámite con tus datos personales. Cuando termines, pulsa en Siguiente, en la parte inferior.
  5. Luego sigue con el resto de páginas del procedimiento, donde tendrás que decir quién es el infractor. En este caso, debería ser la página que no ha querido retirar tu información personal. Vas a tener que acreditar que has solicitado la suspensión del contenido sensible a la página en primer lugar.

También tienes que describir las circunstancias de la difusión, indicando si la persona que aparece es víctima de violencia de género, abuso, agresión sexual o acoso, o si pertenece a un colectivo vulnerable como personas discapacitadas, menores de edad o riesgo de exclusión.

También tienes que adjuntar cualquier otro documento que consideres relevante para la reclamación, como capturas de pantalla o de dispositivos donde aparezcan las imágenes.

En todo momento se te debe asistir de un Defensor de Oficio, y se te deben hacer saber tus derechos como víctima.

Ayúdanos a seguir informado de forma libre y transparente

Subscribe to our newsletter!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.