La misiva del rey emérito Juan Carlos I, una nueva burla de Zarzuela.

Ayúdanos a difundir nuestra información

El rey entonó el «mea culpa» por la caza de Botsuana: «Lo siento mucho, me he equivocado. No volverá a ocurrir».

Corinna Larsen, afirmó que Juan Carlos I, la utilizó como «testaferro» para ocultar parte del dinero que supuestamente pago Arabia Saudí en comisiones por el AVE a la Meca en 2008

«Lo siento mucho. Me he equivocado. No volverá a ocurrir». El primer «mea culpa» que entonaba el rey emérito Juan Carlos I, al salir del hospital USP San José de Madrid tras recibir el alta hospitalaria. El entonces monarca, estaba ingresado para una intervención quirúrgica tras sufrir una dolorosa caída en su viaje a Botsuana, país que el rey visitó para cazar elefantes y que desató una fuerte polémica a nivel político-social.

Una declaración sin precedentes 

Las palabras del emérito,  sentaron un precedente, porque nunca antes Juan Carlos I, se había disculpado y menos aún con esa claridad. Sus declaraciones con cara lastimosa y compungida sentaron un precedente al pedir públicamente perdón por sus despreciables actos.

Una pésimo teatro forzado por el delicado momento que atravesaba la casa del Rey, tras la escandalosa imputación del «el duque emPalmado»  Iñaki Urdangarin por el caso de corrupción del Instituto Nóos y el accidente con una escopeta que sufrió su nieto Felipe Juan Froilán, del que pocos medios de comunicación recuerdan.

65 millones de euros, una parte del dinero que supuestamente Arabia Saudí pagó en comisiones al rey Emérito y fue depositado en la cuenta Corinna Larsen.

Corinna Larsen, explicó en una entrevista para la cadena BBC, su relación intima con el rey emérito. Recordó que en 2012, el todavía rey Juan Carlos le transfirió unos 65 millones de euros, que recibió en 2008 por parte de Arabia Saudí, como parte del pago en comisiones.

El dinero Saudí, fue para ella «un regalo enormemente generoso«. También cuenta que hablaron del testamento de Juan Carlos y que a él «le preocupaba que su familia no respetara su voluntad». Explicó que recibió el dinero después de que su apartamento en Mónaco fuera registrado y de ser visitada por el director del CNI.

Larssen, declaró al fiscal suizo, Zu Sayn-Wittgenstein, entonces que el rey le dio el dinero por amor«Creo que fue un reconocimiento por cuánto signifiqué para él». Corinna terminaba la entrevista con un emocionante declaración: «No me arrepiento para nada de mi relación romántica con Juan Carlos», y añadió una bonita dedicatoria: «Tengo sentimientos muy sinceros por él. Y me entristece extremadamente el rumbo que han tomado las cosas«.

Entonces, Juan Carlos I, olvidó entonar el «mea culpa» por el cobro de comisiones a la monarquía Saudí, por eludir sus obligaciones con la Hacienda española y por celebrar negocios irregulares al amparo de la Corona.

Las lamentaciones de Juan Carlos I.

En el último comunicado de Zarzuela, sobre el regreso a España del Rey emérito, conocemos de nuevo las lamentaciones de Juan Carlos I: «Soy consciente de la trascendencia para la opinión pública de los acontecimientos pasados de mi vida privada y que lamento sinceramente, como también siento un legítimo orgullo por mi contribución a la convivencia democrática y a las libertades en España, fruto del esfuerzo y sacrificio colectivo de todos los españoles». Un último «mea culpa» burlesco y que no va acompañado de ningún tipo de reparación social.

Ahora, sabemos que Zarzuela dictó al rey emérito la carta sobre su decisión de residir en Abu Dhabi. Un pacto familiar con el objetivo de mantener a salvo la imagen de la Corona. A continuación el contenido íntegro:

Contenido íntegro del comunicado de Zarzuela sobre el regreso a España del Rey emérito.

«Majestad, querido hijo:

En agosto de 2020, guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a España y a todos los españoles, a sus instituciones y a ti como Rey, te comuniqué mi decisión de trasladarme fuera de España, para facilitar el ejercicio de tus funciones. Desde entonces, he residido en Abu Dabi, lugar al que he adaptado mi forma de vida y al cual agradezco enormemente su magnífica hospitalidad.

Conocidos los Decretos de la Fiscalía General del Estado, por los que se archivan las investigaciones de las que he sido objeto, me parece oportuno considerar mi regreso a España, aunque no de forma inmediata. Prefiero, en este momento, por razones que pertenecen a mi ámbito privado y que solo a mí me afectan, continuar residiendo de forma permanente y estable en Abu Dabi, donde he encontrado tranquilidad, especialmente para este período de mi vida. Aunque, como es natural, volveré con frecuencia a España, a la que siempre llevo en el corazón, para visitar a la familia y amigos.

Me gustaría así culminar esta etapa de mi vida desde la serenidad y la perspectiva que ofrece el tiempo transcurrido. Como bien sabes, en 2019 te comuniqué mi voluntad de retirarme de la vida pública, y así lo seguiré haciendo. En este sentido, tanto en mis visitas como si en el futuro volviera a residir en España, es mi propósito organizar mi vida personal y mi lugar de residencia en ámbitos de carácter privado para continuar disfrutando de la mayor privacidad posible.

Soy consciente de la trascendencia para la opinión pública de los acontecimientos pasados de mi vida privada y que lamento sinceramente, como también siento un legítimo orgullo por mi contribución a la convivencia democrática y a las libertades en España, fruto del esfuerzo y sacrificio colectivo de todos los españoles.

Siempre que te parezca bien, es mi deseo que hagas pública esta carta, para conocimiento de todos los españoles y en la fecha que estimes oportuna. Con mi lealtad, cariño y el orgullo inmenso que siento por ti.

Tu padre».

Ayúdanos a seguir informando con transparencia, libertad y rigor.

 

Subscribe to our newsletter!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.